Coaching Empresarial Individual

¿Cuándo aplicar un proceso de Coaching Empresarial Individual?

Cuando crece la incertidumbre sobre la posibilidad de cumplir los objetivos de negocio marcados, cabe plantearse la pregunta: ¿Qué está pasando aquí?

Es sobradamente conocido que el desarrollo de las competencias técnicas es indispensable para el buen funcionamiento de cualquier organización. Sin embargo también se sabe que esto es insuficiente, si no va acompañado del desarrollo de habilidades transversales, o lo que es lo mismo de la habilidad de liderar, persuadir, delegar, negociar, colaborar, trabajar en equipo, etc.

Cuando se abre la incógnita sobre cualquiera de estos aspectos solemos plantearnos ¿Se está dando un alto rendimiento o existen áreas por mejorar? Es entonces cuando conviene recibir la asistencia del Coaching  Empresarial.

¿Para qué sirve?

El Coaching Empresarial  sirve para alcanzar los objetivos organizacionales fortaleciendo el liderazgo de sus gerentes, directivos y/o supervisores si es a nivel individual, o de sus equipos lo que se recibe es un Coaching de Equipos.

Entre esos objetivos  o metas individuales  y específicas que se pueden trabajar aplicando Coaching Empresarial Individual se encuentran entre otros:

  • Coordinación y delegación de las tareas del trabajo: Uno de los grandes frenos de algunos ejecutivos es la dificultad para delegar en los empleados. El proceso de coaching es eficaz para potenciar la confianza en la responsabilidad de los trabajadores, la productividad de los colaboradores que trabajan con una clara orientación a resultados.
  • Desempeño en las tareas: Planificación y revisión
  • Toma de decisiones, acuerdos y negociaciones. El Coaching facilita llegar a consensos y acuerdos de forma constructiva para generar resultados y abriendo nuevas posibilidades orientadas a la acción. Se puede reforzar el valor de la comunicación asertiva, perfeccionar las habilidades para hablar en público y técnicas de negociación.
  • Creación de una nueva cultura empresarial. Un sistema colaborativo en el que los trabajadores sientan que pueden hacer de su trabajo una herramienta de realización personal. Una cultura de empresa que permite potenciar el talento de cada empleado a través del conocimiento de sus virtudes y capacidades. Mostrando a los empleados que la organización está comprometida con el desarrollo de su personal ayudándoles a mejorar sus habilidades.
  • Desarrollo del personal basado en evaluaciones y valoraciones objetivas. Así mismo el Coaching ayuda a los empleados que han sido promocionados a afrontar las nuevas responsabilidades.
  • Reforzar la autoconfianza, dar un valor positivo a los logros alcanzados y evolucionar en la carrera profesional y disfrutando del proceso de aprendizaje de dicha experiencia.

Un proceso de coaching consiste en la toma de conciencia por parte del cliente para reflexionar sobre sí mismo en relación con sus objetivos. Reflexionar sobre sí mismo de un modo individual pero también, integrado en el contexto de empresa para no perder la visión de conjunto.

Share Button