¿Qué es el entorno VUCA? ¿+H?

Llevamos un tiempo escuchando este palabro, pero puede ser que nunca te hayas detenido a un momento a pensar en profundidad que conlleva. Permítenos que te hablemos sobre el entorno VUCA.

Es un acrónimo que proviene de las palabras inglesas volatility (volátil), uncertainty (desconocido), complexity (complejo) y ambiguity (ambiguo) y además ahora se multiplican estos cuatro elementos con la H de hiperconectividad.

Si prestamos atención a estos 4 conceptos podemos ver cómo afectan a nuestro entorno.

La volatilidad puede recodar a algo que se te escapa de las manos, a combustibles que se evaporan y cosas que salen de nuestro control. En el mundo empresarial nos referimos a los cambios que ocurren a gran velocidad, donde las modificaciones de patrones y paradigmas cambian muy rápido.

Incertidumbre, en muchos momentos de la historia la sociedad ha vivido estas situaciones,  por ejemplo ante el comienzo de una guerra, al terminar la misma, ante un cambio tecnológico y la posible desaparición de una profesión o forma de vida. Ahora vivimos uno de esos momentos de incertidumbre, la pandemia mundial, paralización de algunos sectores, etc…

La complejidad se refiere a la cantidad de incógnitas y sumandos que tiene la ecuación en la que vivimos, donde la relación causa-efecto no es tan fácil de identificar y donde cualquier acción que realicemos no tiene la repercusión que nos habían planteado.

La ambigüedad, en un entorno digital como al que tanto recurrimos actualmente puede confundirse lo real con lo ficticio, y lo importante con lo aparentemente importante. Nos cuesta saber hacia donde debemos poner nuestra atención, nuestros esfuerzos y nuestro objetivo.

¿Y si a estos 4 conceptos le sumamos la hiperconectividad?

En estos momentos donde estamos prácticamente enganchados a una serie de redes, trabajo, amigos y familia a través de las tecnologías, la cantidad de información, mensaje y requerimientos que tenemos a la vez, son enormes. De una manera consciente y sobre todo inconsciente, vamos seleccionando que información es de primer orden y cual no nos aporta nada, en muchas ocasiones atendiendo lo urgente y desatendiendo lo importante.

Este entorno visto así, es un caos. Permítenos que te contemos dos cosas:

  • El ser humano desde su origen ha estado en un entorno VUCA. Es decir, algunas de las cosas que creemos tener, se nos escapan entre los dedos, como la vida de un familiar, el ejemplo más cercano esta pandemia, en la que una persona con una vida relativamente saludable, ingresa en un hospital y muere en 48 horas. La incertidumbre siempre ha existido, un agricultor siembra sus campos y no sabe a ciencia cierta que va a cosechar. ¿Tu cobertura es infalible? ¿Cuál es próximo cambio en tu empresa? ¿Cómo te afectará?, no lo sabemos. El ser humano por si solo, ya es complejo, a veces hace lo que quiere y otras veces lo que necesita, quiere una seguridad pero que sea divertida, quiere un trabajo cómodo y a la vez estimulante. Ahora junta a dos personas y veras, o mejor, analiza a dos de tus clientes ¿Quieren lo mismo? ¿Le dan valor a lo mismo? ¿Te piden lo mismo? ¿Te exigen lo mismo?

Tenemos una sociedad donde queremos “nadar y guardar la ropa”, queremos mejorar nuestros resultados profesionales y tener más tiempo para estar con nuestra familia y además el mismo día. Estamos cansados y queremos aparecer en todas las fotos exultantes, energéticos y nuestro mejor momento ¿esto es cierto? ¿es real?

Y, por último, cuando estas hiperconectado ¿a qué o de qué, te estas desconectando? El ser humano solo puede hacer una cosa a la vez, y pasar de una tarea a otra requiere un tiempo de adaptación y un esfuerzo, por lo que estar cambiando constantemente de foco requiere un gran gasto energético y vas a obtener unos resultados mejorables. Piénsalo un momento.

Hablaremos de ella en próximos artículos.

Share Button